jueves, 8 de abril de 2010

No todo fue un sueño


Intento relegarte al olvido,
pretendo seguir,
vivir,
como si nunca hubieses existido.


Trato de no recordarte,
evito tu mirada disfrazada
de rostro familiar desconocido
que se transforma de repente en sonrisa,
esa que siempre iba contigo,
que apuñala, serena y bella,
mi corazón
pendiente de un hilo,
que aunque sigue enredado en tus dedos,
es peso irrisorio y no tensa el estribo.


Mas la noche tiene sus propias reglas,
deja a la mente vagar curiosa
por los entresijos del recuerdo,
de la mano del silencio,
con una libertad pasmosa.


Cuando los párpados ocluyen
la respiración se acompasa
y los latidos marcan el ritmo
de sollozos y lamentos,
emociones y sentimientos,
tan puros, tan reales,
que dan miedo.


Anoche Morfeo penetró en lo más profundo,
pisó terreno vedado,
te descubrió escondido y moribundo
bajo vivencias de cartón piedra
y hojas de calendario
con una cruz por cada día
que a tu ausencia me has condenado.


Aprovechaste tu oportunidad,
corriste enseguida a mi lado,
fusionando lo onírico y real.
Sacudida carnal,
deseo desbocado,
alma que sucumbe a la ilusión,
líquido gustosamente derramado.


Estábamos juntos de nuevo...
Las palabras se atropellaban en mi boca,
las dudas,
los misterios...
Sabiamente los callaste con un gesto,
rozaste mi mano y dos brillantes,
tallados con duras cuchillas,
nacidos del enfriamiento amargo y lento,
brotaron de mis ojos expectantes.


Y ocurrió.
Me besaste.
Era un sueño, sí,
pero juro haber despertado
con saliva ajena en mis labios,
juro que mi piel se arrugó
bajo el tacto de lo vetado,
juro que las lágrimas
dejaron el almohadón empapado,
juro que esa alegría era más cierta
que cualquiera que me hayan propiciado
hasta esta maldita mañana,
en que besé al recuerdo más doloroso,
a ese chico con cara de ángel y grandes ojos,
ese que cada sábado dormía en mi cama
y que hoy sólo me visita de madrugada,
recordándome con angustia
que su hueco no se llena ni con nadie ni con nada.


El colchón me queda grande,
mantengo tu sitio en buen estado,
si decides volver,
aunque sea en sueños,
aquí tienes espacio
y un corazón igual de grande
que también tienes reservado.


                                                                                    
Creo que no hacen falta aclaraciones, contexto ni dedicatoria.
Hacía mucho que no estaba tan orgulloso del resultado.

Aquí os dejo parte de mi alma.

11 comentarios:

  1. Anónimo8/4/10 17:55

    Me encanta leerte, no se si te lo había dicho pero de corazón y muy orgulloso te digo que me encanta como escribes y lo que escribes, consigues que esté muy atento a la lectura, cosa que realmente siempre me ha costado, me despisto rápido. No se si es xq eres tu pro t lo agradezco, mi mente y mis emociones viven con tus escritos.

    Parehass

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/4/10 22:10

    Increible... Tantas cosas que dices y otras tantas que callas con el mas incierto susurro.

    Winy...

    ResponderEliminar
  3. un simple pero sincero GRACIAS por mostrar entre lineas las verdades que guardas...

    ...sense paraules...

    ResponderEliminar
  4. No suelo entrar en blogs dado que cada vez todos son más parecidos y escasea personalidad.

    Me lo has pedido y he visitado microcosmos. ¡Me ha gustado!

    Sería interesante que fueras más allá como hice yo con mi blog de persiguiendo a Carrie, lo cerrarás y trataras de hablar con alguna editorial. Aunque probablemente seguirás con el blog, mi más sincera enhorabuena.

    Nunca me ha dado por la poesía pero está claro que este post está escrito con mucha pasión. ¡Letrado deja el derecho y ponte a escribir!

    Feliz Viernes,

    Rubén Tamay

    ResponderEliminar
  5. no sabia d la existencia d tu blog!

    muaka

    ResponderEliminar
  6. el colchón queda incompleto, y las sábanas frías porque en primavera las noches aún son gélidas...
    me ha gustado mucho! un beso

    ResponderEliminar
  7. sergii... cada vez te superas , en serio me encantan tus poesias... me siento tan identificado siempre...

    yo tb he tenido ese tipo de sueños :)

    chaoo espero el proximo post ;)

    ResponderEliminar
  8. Normal que estiguis orugllos, un ritme trepidant, no es fa per a res llarg, rodo, metafores increibles, i capaç de fer possar la pell de gallina... crec q has utilitzat una de les millors coses q saps fer, per expresar de la millor manera uns sentiments, que espero arribin al destinatari.

    BRAVO! :) MUA!

    ResponderEliminar
  9. Sigue siendo mi poema favorito...
    Y el sueño se repite con variantes algunas noches...
    Muchas muchas gracias por vuestros comments
    Son mi recompensa

    ResponderEliminar
  10. Parece que sabes decir en palabra escrita lo que muchos nos callamos.

    No se si es inspiración o experiencia cada una de esas palabras, pero muchos somos testigos de lo cruel que puede ser el recuerdo de una ausencia... la cual eludimos con banales y fríos sustitutos que dejan en entredicho nuestra propia ética.

    Sigue escribiendo así poeta y tendrás un fiel lector.

    Beso.

    ResponderEliminar
  11. Orale! que forma tan especial de describir un recuerdo convertido en sueño.. o podría decirse lo inverso? en fin.. me gusta mucho tu forma de escribir, y no hay forma más clara de decir las cosas que dejando impresas las huellas de tu inspiración en un texto legíble al alma cómo éste. porque nunca la realidad va a superar la fantasía en un mundo de palabras escritas con el corazón. Saludos! Araceli O.

    ResponderEliminar